El uso correcto de las Escalas de Percepción Subjetiva del Esfuerzo es altamente dependiente de las instrucciones proporcionadas al individuo: “Percepción del esfuerzo versus o percepción de fuerza”.

escala

 

De acuerdo con Pageaux (2016), el diccionario Oxford define effort (esfuerzo) como “esfuerzo físico o mental extenuante” y exertion (esfuerzo) como “esfuerzo físico o mental”. La percepción del esfuerzo expresa la forma en que cada persona siente un trabajo asociado con acciones voluntarias. Esta valoración es crucial para emitir un juicio de valor sobre las acciones personales. Por lo tanto, ambos términos “effort” y “exertion” cuando se traducen al español significan lo mismo (esfuerzo) y  no estarían disociados sino que son considerados sinónimos. De hecho, no se pueden hacer distinciones entre estos dos términos cuando se presentan resultados de estudios en el campo de la actividad física. Lo que necesita ser diferenciado es la percepción del esfuerzo y la percepción del nivel de fuerza aplicada. El esfuerzo se refiere a la dificultad de mover las partes del cuerpo implicadas en el ejercicio, mientras que la fuerza aplicada se relaciona con el grado de tensión muscular experimentado (Pageaux, 2016). La falta de claridad en las instrucciones proporcionadas para utilizar las escalas de percepción subjetiva del esfuerzo, sería una de las causas de las contradicciones o las dificultades observadas en el uso de la percepción para controlar los entrenamientos de fuerza. Por ejemplo, si a un deportista se le indica que exprese su nivel de fuerza experimentado durante una serie al fallo muscular cuando se ejercita contra una resistencia muy ligera (~ 30 a 50% 1 RM), aunque el esfuerzo es máximo cuando se llega al fallo muscular, el nivel de fuerza aplicada en esta última repetición podría ser considerado como bajo respecto a la fuerza máxima que el deportista podría aplicar al mover resistencias más pesadas (~ 100% 1 RM) sin estar fatigado. Por lo tanto, la puntuación resultante para evaluar el grado de fuerza, no el esfuerzo, dará un valor inferior al esperado para un esfuerzo máximo.

Con el fin de utilizar correctamente las escalas de percepción subjetiva del esfuerzo, sería necesario establecer un consenso de los procedimientos que garantice su correcta utilización. En nuestro laboratorio en el Departamento de Ciencias del Deporte de la Universidad de Greenwich, hemos propuesto la escala OMNI-RES publicada por Robertson et al. (2003) para seleccionar el peso y estimar los cambios mecánicos que ocurren al realizar series continuas durante los ejercicios de fuerza tanto con las extremidades superiores (Naclerio et al., 2011) o inferiores (Chapman et al., 2017). La mencionada escala contiene indicaciones verbales, figuras y números distribuidas a lo largo de un rango comparativamente estrecho que va desde 0 a 10. Estas características de la escala OMNI – RES la transforman en una alternativa útil para controlar los ejercicios de fuerza. Nuestro grupo de investigación considera el valor global de la escala expresado de forma numérica luego de evaluar el esfuerzo muscular durante la ejecución del ejercicio. La puntuación de 0 se asocia con un esfuerzo nulo (sentado o en reposo), el valor de 1 se corresponde un esfuerzo extremadamente fácil, mientras que la puntuación de 10 se atribuye a un esfuerzo máximo producido al ejecutar el ejercicio más duro que jamás se ha realizado.

 

Lecturas recomendadas

CHAPMAN, M., LARUMBE-ZABALA, E., GOSS-SAMPSON, M., COLPUS, M., TRIPLETT, N. T. & NACLERIO, F. 2017. Perceptual, Mechanical And Electromyographic Responses To Different Relative Loads In The Parallel Squat. J Strength Cond Res.

NACLERIO, F., RODRÍGUEZ-ROMO, G., BARRIOPEDRO-MORO, M. I., JIMENEZ, A., ALAVAR, B. & TRIPLETT, N. T. 2011. Control of resistance training intensiy by the omni perceived exertion scale. J. Strength Cond. Res, 25, 1879–1888.

PAGEAUX, B. 2016. Perception of effort in Exercise Science: Definition, measurement and perspectives. Eur J Sport Sci, 1-10.

ROBERTSON, R. J., GOSS, F. L., RUTKOWSKI, J., LENZ, B., DIXON, C., TIMMER, J., FRAZEE, K., DUBE, J. & ANDREACCI, J. 2003. Concurrent Validation of the OMNI Perceived Exertion Scale For Resistance Exercise. Med Sci. Sport Exerc, 35, 333-341.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *